domingo, 28 de febrero de 2010

ella

Ella baja más pausado que el Sol
Por eso me gusta más la noche que el día.
Observarla… mezcla de frenesí y letargo placentero;
Gases y humos siameses la opacan
Pero reluce ella, ella, ella, siempre ella.
Su luz que no quema, que aclara,
Suave caricia plateada;
Surcos de calor frio
Porque así eres tú.
Me llenas, aunque todo lo tengo
Me despojas de lo que aún no poseo.
Remordimiento e impotencia…
El no poder tenerte como fotografía en mi alma;
Esperanza me da el saber que existes lejos de acá.
Te vas siempre plateada jema
Que cantas al bajar
¿Bajar? ¿Subir?
Ella, ¿Qué haces tú?
Interrumpe el silencio
Tu hermoso silencio
Solo tú, ella, ella.
Inmersa en el espejo transparente sin fin
Tú me dijiste que es mejor callar…
28/02/10 5.04 am