martes, 17 de junio de 2008

Locura

La locura ocurre como el transito en la ciudad,

es una hermosa flor que crece en el día a día

y muere con suspiros sin precedentes.

Locura que corres tras nosotros

y te muestras tímida y callada ante las sospechas.

Me divierto en las miradas incompletas, incapaces e inseguras,

pues son las que se hacen con mas locura.

Es la locura que hace que un círculo tenga esquinas,

que la música tenga muchos sentidos.

Dímelo sin lógica y sin objetivo

las razones son inválidas a mi criterio.

Un rocío mañanero

baña una vida seca de fantasías,

se esparce en rincones ondulados

entre huesos maltratados.

Se abren puertas brillantes

que no me llevan a donde debo estar

pero me sacan de mi delirio;

es la salvación momentánea

que me calma.

Sigo esperando que me des respuestas

mis expectativas sin valor quedan

ante tu insensibilidad.

¿Quién soy yo para esperar algo de ti?

Soy un pedazo de vida encarnada

soy tantas cosas

que pierdo la cuenta.

Nunca seré nada

pues no existe lo que soy

pero existe lo que creo

en ello me manifiesto.

Me expreso por lo que poseo

Ni más ni menos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

no puedo dejar de leerte, nose solo abres mi mente y la llenas de nuevos pensamientos, revelaciones, sentimientos, nuevas ideas, locura... gracias por ello eh.