martes, 10 de junio de 2008

Háblame de tí

Háblame de ti
¿Que son tus ojos?
¿Que son tu manos?
¿Son espejos o ventanas?
¿Arboles o ramas?
Si hay algo que no he escuchado,
es tu alma.
El concepto que tengo de ella
es una masa incierta de criterios
de esperanzas, que han observado tantas lunas
viendo en ella el rostro de quien no hay evidencia.
Háblame de tus glorias,
compárteme tus derrotas.
No porque me importen,
pero cada palabra que brota
es sensación de certeza vivida
es amor en lo simple
morir en las comas.
Háblame, solo eso importa
solo eso calma
solo eso agota.
¿De qué manera te saco de tu mundo? Que es mi mente.
Dime la forma de no cerrar los ojos y verte
de no acostarme y extrañar lo que no he tenido.
No me sirven las palabras para cambiar tu mente
no me sirven para cambiar la mía.
¿Es amor lo que siento?
No lo sé, te tengo en mi mundo
todo es tan inverosímil.
DESPIERTA!!
Nada es verdad.
Yo estoy aquí
tu estas allá
y si estuvieras aquí
estarías en otro lugar.
Nunca me perteneciste
y nunca lo harás.
A tu vida no he podido llegar
lo cierto no lo he visto
no he sentido tus labios, tus manos.
Me he conformado con ver tus ojos.
Oh Tus ojos! Que me llevan a un suelo gris
Donde recojo lo sencillo y lo vuelvo mi arte.
Un arte muda
anónima y cierta.
Que nunca nadie sepa que te amo
pues no se sabe saber cómo alguien ama a otra persona
tus ojos son el inmenso suelo,
florece temeroso sentimiento
florece para poder morir
mientras no mueras
espero aquí,
espero que a mis brazos llegue
la nube de tu esencia
escrita en diferentes lenguas ajenas a mí.

No hay comentarios: