martes, 9 de diciembre de 2008

Letras puestas al azar

Se puede soñar y pensar en cosas que no vemos.
Podría sentir que me completas y que sin ti me muero;
es probable que los mares que me rodean se vuelvan insignificantes,
que las cosas se desintegren al toque de mis manos frías.
Heladas, necesitadas de un tierno calor
que no consiguen ni en las profundas horas de sueño melancólico.

Tengo una vida que me ve desde afuera
que pronuncia mi nombre, invocando mi presencia .
Es tan delicada su voz de esperanza y optimismo.

Piso las calles lentamente
viviendo cada paso como movimientos agigantados
de una vida perdida entre un solo sentimiento.

Si antes perdida me encontraba,
pues ahora la neblina se ha hecho mi piel
y como a un naufrago, no hay salida.

Soy yo la que siento y la que hace sentir,
unos oídos que escuchan y una voz tímida
que no es capaz de exigir, que se opaca.

Así como observo con sutileza;
me inundo por diluvios internos
que azotan mi calma y crean discordia.

Camino lentamente por las calles
Que suavemente una vez pise,
Queriendo permanecer abstraída
Por siempre en la hipnosis del letargo.

Paso el tiempo…
Un tiempo que ni el reloj se tomo la molestia de contar.
No desperté pues nunca dormí,
no soñé, no morí.

La verdad es más fuerte.
Es inexistente, es inconcreta.
Juega con tu mente
y planea tu histeria.

Estas palabras que nacen
no son directas ni extrañas
son cosas que yacen dentro,
que esperaron con paciencia el momento preciso.
El momento de caída, el punto de partida.

Se dispersaron por mi cuerpo;
invadiendo cada uno de mis poros
que ahora dejan una estela delgada
como las cuerdas de un violín.
¡Piden!
¡Gritan!
¡Exigen!
Pero yo solo observo.
Ni pido, ni grito, ni exijo.

Me limito a ser una espectadora
del teatro infructuoso y melodramático
que ante mi se presenta.

Llevad todo esto a los leones,
Yo. El Cesar de esta historia.
Decido el futuro de un presente.

Crítico de mis dudas,
escritora de mis sueños.
Emperadora de mis tierras
como lo es mi mente,
Dueña de mis hombres
que son mi pueblo expresado en palabras.

Descabellada la manera en que llegue al trono,
mirando por debajo
las cosas que se miran por encima.
Viendo de lejos los mapas adulterados
de caminos que añoro con pasión transtornante.
En plena campaña se acabo el agua,
Bebí de donde no había nada,
y sacie mi sed completa en ese delirio constante.

Comí donde nadie me ofreció su casa.
Me sentí segura donde no había techo
y la Madre no estaba para cubrirme.
Sus verdes brazos no me arropaban mientras dormía.
La de armadura plateada no se paseo por las esquinas de la noche,
ni en las curvas de mis sueños rebosantes de fantasía inexplicable.

Mi Dios siempre presente en su ausencia infinita.
Me mira con ojos que no veo
pero siento su mirada,
como el roce placentero de una rosa contra mi piel lisa,
pura e intacta.

Sin embargo me sentí sola.
Solo y otra vez con mi alma sola.
Con mis silencios exteriores y mis ansias
Y las certezas incompletas del tercero adorado.

martes, 17 de junio de 2008

Locura

La locura ocurre como el transito en la ciudad,

es una hermosa flor que crece en el día a día

y muere con suspiros sin precedentes.

Locura que corres tras nosotros

y te muestras tímida y callada ante las sospechas.

Me divierto en las miradas incompletas, incapaces e inseguras,

pues son las que se hacen con mas locura.

Es la locura que hace que un círculo tenga esquinas,

que la música tenga muchos sentidos.

Dímelo sin lógica y sin objetivo

las razones son inválidas a mi criterio.

Un rocío mañanero

baña una vida seca de fantasías,

se esparce en rincones ondulados

entre huesos maltratados.

Se abren puertas brillantes

que no me llevan a donde debo estar

pero me sacan de mi delirio;

es la salvación momentánea

que me calma.

Sigo esperando que me des respuestas

mis expectativas sin valor quedan

ante tu insensibilidad.

¿Quién soy yo para esperar algo de ti?

Soy un pedazo de vida encarnada

soy tantas cosas

que pierdo la cuenta.

Nunca seré nada

pues no existe lo que soy

pero existe lo que creo

en ello me manifiesto.

Me expreso por lo que poseo

Ni más ni menos.

martes, 10 de junio de 2008

Anónima..

Es increíble creer que vivimos
pensar que existimos,
rondar por pasillos
llenos de nada
vacios de todo;
rebozados de aire.
Es increíble ser,
más aun seguir siendo;
estamos en un suelo tibio
familiar en nuestros recuerdos
compartiendo con la tempestad
de la vida fingida.
No encuentro razón todavía.
Razón, ¿para qué?
Nadie nunca ha explicado nada
la verdad sigue siendo algo…
Anónimo, como todo.
Anónimo…
Que tanto te encuentro,
en mis caminos postrado estas.
Mis pensamientos violentos
tienen tu firma.
Soy una carta anónima
dedicada a la sociedad.
Dedicada a la muerte
que es la vida
Anónima…
Anónima estas siempre entre nosotros.
Escondida de ojos ciegos
que no te buscan.
Esquivando revelaciones
que a nadie importan.
¿Hasta donde hemos llegado con la cobardía?
Si ya nadie defiende sus labios,
ni protegen sus ojos.
Todo es de nadie
Nadie es de todo.
Agarren pues es gratis
se venden orgullos por dinero.
Pero, todo está bien.
Queda en anonimato,
camina más allá
tal vez veas tu dignidad venir.
Arrastrándose y mutilada,
Por todo su andar
ha recogido pedazos
que se te han caído.
Todo ha sido en vano;
partes sin más que decir
ahí queda todo,
y no muere nada
pues había muerto
al tu venir.

Descubriendome

Es una persecución obsesiva
que no deja fluir el agua
del rio que forma mi mente
las ramificaciones se hacen más angostas,
cuesta más seguir la corriente.
inútiles intentos de aceptación
trastornan mis ideas;
en vez de puertas veo paredes.
Me encierran en una realidad aparente
distorsionan más la visión lejana de felicidad.
Se hace difícil leer
las palabras inconscientes que brotan
pasando desapercibidas por instantes.
Como secretos clandestinos
se arropan con restos de ilusiones,
recorren caminos escondidos
que llegan a lugares olvidados en mi memoria.
no es una bahía
no es una montaña
solo es un lugar placentero
donde nada reina
donde no hay caras
el anonimato es la insignia.
Si pudiese decir en miradas
las veces que siento caer el mundo
sería un desierto ardiente
que solo habla con el viento.
El viento que mueve la arena a mí alrededor.
Sedienta y cansada de la quietud
busco moverme
por las venas de la Tierra.
Logre ser una montaña
sabia, antigua.
Por la colina
veo el viento venir sin mucho afán,
me trae saludos de mi cuerpo
y de la arena.
Aquí tiene más poder
me envuelve en hojas,
retazos de esperanzas que quisieron
una vez ser arboles;
ahora se conforman
con mostrarme mi triste realidad.
Fui cayendo suavemente
en un pozo oscuro con destellos de luz;
me hablaba alguien desde adentro
era yo misma llamándome.
El pasto verde no estaba,
el viento siguió su camino,
las hojas desde arriba observaban
yo sin nada que decir
llegue al fondo
donde todo por instantes fue oscuridad.
Los destellos crecieron
cegando mis ojos
mientras algo que debía presenciar, ocurría.
Corrí a donde moría la luz;
todo era igual que siempre
no entendía la trama de la historia compleja que estaba viviendo.
Decidí dormir en lo oscuro de mi ser.

Háblame de tí

Háblame de ti
¿Que son tus ojos?
¿Que son tu manos?
¿Son espejos o ventanas?
¿Arboles o ramas?
Si hay algo que no he escuchado,
es tu alma.
El concepto que tengo de ella
es una masa incierta de criterios
de esperanzas, que han observado tantas lunas
viendo en ella el rostro de quien no hay evidencia.
Háblame de tus glorias,
compárteme tus derrotas.
No porque me importen,
pero cada palabra que brota
es sensación de certeza vivida
es amor en lo simple
morir en las comas.
Háblame, solo eso importa
solo eso calma
solo eso agota.
¿De qué manera te saco de tu mundo? Que es mi mente.
Dime la forma de no cerrar los ojos y verte
de no acostarme y extrañar lo que no he tenido.
No me sirven las palabras para cambiar tu mente
no me sirven para cambiar la mía.
¿Es amor lo que siento?
No lo sé, te tengo en mi mundo
todo es tan inverosímil.
DESPIERTA!!
Nada es verdad.
Yo estoy aquí
tu estas allá
y si estuvieras aquí
estarías en otro lugar.
Nunca me perteneciste
y nunca lo harás.
A tu vida no he podido llegar
lo cierto no lo he visto
no he sentido tus labios, tus manos.
Me he conformado con ver tus ojos.
Oh Tus ojos! Que me llevan a un suelo gris
Donde recojo lo sencillo y lo vuelvo mi arte.
Un arte muda
anónima y cierta.
Que nunca nadie sepa que te amo
pues no se sabe saber cómo alguien ama a otra persona
tus ojos son el inmenso suelo,
florece temeroso sentimiento
florece para poder morir
mientras no mueras
espero aquí,
espero que a mis brazos llegue
la nube de tu esencia
escrita en diferentes lenguas ajenas a mí.

Que es la vida

Que es la vida,
sino un espejismo de emociones
un torbellino de ilusiones.
Es la vida un sinfín de caminos
que te llevan todos a un mismo final
una muerte furtiva.
La vida soy yo,
pues estoy viva
la vida eres tú,
pues me das vida.
No solo me das tristeza
me ahogas en ella.
En tus siglos de ausencia
mi corazón crece al olvido
mi vida pierde sentido
en mis ratos de amnesia.
¿Qué fuera de mí sin el dolor constante?
¿Sería más feliz
O un muerto ambulante?
Que es la vida
sino palabras sin sentido
colores invertidos
mezcla de acciones y silencios
destructora de sueños complejos
conductora de mis pasiones a la realidad.
Amo vivir.
Amo sentir.
Pero la angustia que me causa la incertidumbre
me consume.
Es una balanza rota,
no mide exageraciones
mide el peso de la frivolidad,
felicidades momentáneas.
Abre kilometro de incógnitas
Cambio mis recuerdos más preciados
por mirar tus ojos;
encontrar mi verdad
cegada por una sonrisa anónima
que observaba desde lejos.
Se vuelve parte de mí
tan cerca como nadie ha estado
tan cerca y estas tan lejos
fuera de mi alcance
no estás en mis manos.
Estas tan dentro de mí,
que no te encuentro
tan hundido en mis pensamientos.
Te busco con ojos pequeños
no te veo.
Me alejo de mi vida
desde una cima
abstraída de mí
ahí estas.
Fuera y dentro
cerca y lejos.

El vacio

Pocas veces me siento llena
aun cuando la vida me sofoca de cosas
el mar se ve medio vacio
los arboles, muertos.
A veces el rojo de la rosa se ve opaco.
La tinta escasa para escribir una eternidad.
El papel insaciable de palabras tristes.
Un sinfín de cosas que me mueven,
están en el suelo
y no pueden recogerseç
porque están adheridas a un barro húmedo
que tiene sed de amargura ajena;
se amolda de formas diversas
para mostrarse satisfecho
pero sigue detrás.
Las palabras son pocas
para expresar el vacio;
pues el mismo todo lo posee
se postra después del punto y final..

Sombras

Quiero despertar de este camino ciego
formado por objetos que no diviso.
De un camino desconocido
donde voces me hablan,
donde personas me absorben.
Mi vida se va
mi alma me dejo;
pero mi cuerpo sigue aquí
esperando un centro
un agujero donde fijar mi mirada.
Donde colores me muestren el camino
donde música me guié hasta la salida
no hay nada...
solo sombras
solo me queda soñar con música
con colores, con voces....pero mi centro no estará..

Ciérrense...

Frente a mi están cosas que me hacen ver una realidad infinita
ciérrense mis ojos ante esta frustrante realidad.
Convicta de los logros
arlequín de las desgracias.
Caminando voy por senderos perdidos que no me llevan a nada
pero me mantienen viva con un vacío profundo que se extiende por mis venas
que corren por mi sangre.
Un vació que todo lo cubre
Es como el Sol que con sus rayos seduce a las flores
pero solo las observa de lejos.
No las puede tocar, no las puede oler, no las puede sentir...
Piensa que todo lo posee, que la vista es bella y la vida plena, pero no siente nada.
No vive nuestras desgracias, las hace mayores… pero a fin de cuentas solo es un Sol.
Mis manos buscan un calor que las haga sentir la vida, sentir el viento y hablar con él.
Dejar mis cabellos danzar con sus corrientes y caprichos
que mi cuerpo vuele para oír el alma del mundo
oír voces que revelen mis secretos
sentir la furia del mar que oculta sus llantos tras sus ojos oscuros y tristes
oír los cantos de las montañas que no se mueven pero conocen el mundo entero,
el viento las visita, las envuelve las enamora pero se va.
Y las deja con el dolor y se caen en su sabiduría.
Así como un día se va toda la cordura que poseemos.
Así como se va el color de nuestra piel y el brillo de nuestros ojos
al ver nuestros días pasar sin nada que haga nuestra existencia un juego donde morir es el premio.
¿Morir por haber cumplido con nuestro destino?
¿Seguimos nuestro destino?
Esta escrito en nuestra alma, pero ¿qué es eso?
No existe porque no lo vemos.
No tenemos alma es la respuesta.
Claro que tenemos alma.
Y ella esta hay pasando por desapercibida
A quien le importa…
Seguimos corriendo hasta que un día como cualquiera morimos;
Y todo por lo que peleaste se quede aquí sin tu disfrute.
Ese es nuestro castigo al vivir la vida de ese modo.
Sufre pues lo mereces.
Mira el viento… Siente el aire… respira la esencia que la vida deja en tu camino para que la sigas y mueras sintiendo que llegaste a donde la vida te guiaba…
No hay una razón para la vida pero aun así la vivimos…

Evolucion... Eres feliz?

Evolución?
Qué evolución?
Será que vivimos en una destrucción evolutiva
Que nos hace "surgir" en un infierno congelado
Donde nos bañamos en las penas de los tristes
Y nos reímos con las muertes de los nobles
Es aquella evolución que nos lleva tan arriba que no vemos la tierra
Tan arriba que se acaba el aire
Tan alto que morimos en vida, flotando en un espacio vacío de codicia
Cerramos los ojos para ver mas allá de donde estamos
Pero…
Hemos llegado al punto cumbre
No hay hacia donde subir, no hay mas que soñar
Todo lo que había que imaginarse se imagino
Lo que había que pensar ya se quemo en nuestras manos
Pasando a ser realidad
Todos nuestros sueños están hechos piedras
En este mundo objetivo, que no cree en lo surreal
Todos los sueños, todas las añoranzas están consumidas en el acto…
Todo paso… alcanzaste tus metas, no hay mas allá
Y ahora la pregunta es...
Eres Feliz?